Contacto

«En nuestro trabajo diario estamos, literalmente, convirtiendo el futuro en presente»

Jason GasparikJason Gasparik

Director de ventas para puertos y terminales en América del Norte, Charlotte (Carolina del Norte, EE. UU.)

Durante mi infancia, a diferencia de la mayoría de otros niños, no soñaba con ser policía o bombero; de algún modo, mi pasión gravitaba en torno a hacer que las cosas funcionaran, así que acabé dedicándome a la ingeniería y las ventas.

Me incorporé a Kalmar por primera vez en 2001 como ingeniero de aplicaciones/ventas en equipamiento móvil y después me centré en la venta de manejadores de contenedores en la costa del Pacífico de Estados Unidos. Dejé la empresa en 2008 para explorar otras oportunidades y volví a Kalmar aproximadamente 10 años después. Hoy día, soy director de ventas para puertos y terminales en EE. UU. y Canadá. Para mí, fue tanto un objetivo en mi carrera personal como una oportunidad profesional: quería ser partícipe de lo que se está fraguando hoy día en el campo de la automatización. Considero a Kalmar líder del sector de automatización de terminales. En nuestro trabajo diario estamos, literalmente, convirtiendo el futuro en presente.

A diario, me encargo de las relaciones con clientes, propuestas de ventas, proyectos y oportunidades en desarrollo para EE. UU. y Canadá; interactúo con compañeros de Finlandia y China, siempre en una escala global. Tener un componente global es una de las ventajas de Kalmar y de nuestros clientes, ya que usamos nuestra red mundial para comprender este sector y trabajar en él. Trabajamos juntos, siempre listos para ayudarnos los unos a los otros y, junto con nuestra tecnología de última generación, forzamos los límites de lo conocido.

Con Kalmar, siento que el único límite es el cielo. Siempre hay nuevas oportunidades de subir, tanto uno mismo como los compañeros. Estamos a la vanguardia de la automatización de terminales y trabajamos con tecnología de última generación, pero seguimos estando orgullosos de nuestras raíces y siempre recordamos de dónde venimos. Disfruto de poder desafiar el status quo cada día en nuestro trabajo.

Cuando era joven, sentía amor y pasión por hacer que las cosas funcionaran y por resolver retos. Hoy, con Kalmar aporto nuevas soluciones para los clientes y nuestro sector.

 Volver a valoraciones de empleados