Contacto

La carretilla elevadora DCG180-6 de Kalmar mantiene las bobinas de Kronprinz en movimiento

"Excelente maniobrabilidad y gran visibilidad" Operador de Kronprinz

La solución Gestión de materiales

La Kalmar DCG180-6 de 18 toneladas de Kronprinz está equipada con un soporte para transportar bobinas de acero a las líneas de producción. Esta moderna máquina opera 2500 horas al año y presenta un motor de bajas emisiones, una excelente maniobrabilidad y un mantenimiento sencillo.

El reto

Kronprinz de Solingen (Alemania) es miembro del grupo Mefro wheels. La planta de Solingen produce una amplia variedad de llantas para automóviles y camiones. El proceso de fabricación requiere el transporte desde el almacén central de grandes bobinas de acero que recorren una distancia de hasta 500 metros hasta las líneas de procesamiento en una operación de dos turnos. Las bobinas pueden pesar hasta 16 300 kg cada una y deben manipularse con cuidado. De camino a la línea de procesamiento, se maniobra con las bobinas por lugares estrechos hasta llegar a su destino.

La solución

Debido a los espacios limitados del entorno de producción, Kronprinz eligió una Kalmar DCG180-6. Su corta batalla permite maniobrar con facilidad incluso en espacios reducidos. El mástil doble de elevación libre presenta una altura de elevación de 4000 mm y el carro de la horquilla incorpora desplazamiento lateral integrado. Cuando así se requiere, el mandril de la bobina puede intercambiarse por una horquilla de 2400 mm.

Los resultados

La DCG180-6 cuenta con un motor Cummins de bajas emisiones e incorpora un sistema de filtro de EGR integrado que no requiere limpieza tras su funcionamiento. Su corta batalla le aporta una excelente maniobrabilidad, mientras que el sistema hidráulico es compacto y silencioso. Esta carretilla elevadora también es fácil de mantener, con puntos de servicio claves, incluidas las bocas de los depósitos, fácilmente accesibles desde el nivel del suelo.