Contacto

Las carretillas elevadoras Kalmar DCG ayudan a este aserradero sueco a elevar su productividad

"Esta máquina consume menos que todas nuestras carretillas anteriores. Calculo que la diferencia es de unos dos a tres litros por hora, lo que supone un ahorro de costes considerable." Michael Dahlberg, operario de carretilla.

La solución Gestión de materiales

Las carretillas elevadoras Kalmar DCG aumentan la productividad, reducen el consumo de combustible y ofrecen a los conductores un mejor entorno de trabajo en AB Hilmer Andersson, Suecia.

 

Nombre:

AB Hilmer Andersson

 

Producción total:

140 000 m3 de madera aserrada/

Ubicación:

åmotfors, Värmland, Suecia

 

 

90 000 m3 de madera cepillada

Empleados:

50

 

 

 

 

Este aserradero eleva la productividad con las carretillas elevadoras Kalmar DCG

El reto

Analizar los costes optimizando al mismo tiempo la eficiencia y la productividad es crucial para cualquier aserradero moderno. En AB Hilmer Andersson, cada pila de madera es trasladada al menos siete veces antes de ser almacenada para su transporte; mover 100 000 pilas de madera siete veces al año supone 700 000 elevaciones. "Para nosotros, una alta eficiencia y fiabilidad son de extrema importancia. No podemos permitirnos ninguna avería. Las máquinas deben funcionar a pleno rendimiento en todo momento", afirma Nils Andersson.

La solución

AB Hilmer Andersson invirtió en cinco carretillas elevadoras Kalmar DCG140-6 equipadas con la generación más reciente de motores Stage IIIB para un menor consumo de combustible. El sistema hidráulico emplea bombas variables para la elevación de cargas pesadas, lo que significa que el consumo energético está limitado al rendimiento real. La carretilla elevadora también cuenta con un modo de reposo opcional que se activa tras cinco minutos de funcionamiento al ralentí. La innovadora nueva cabina EGO aumenta el confort y la productividad del conductor.

Los resultados

"El consumo de combustible es considerablemente menor en comparación con nuestras anteriores carretillas", comenta Nils Andersson acerca del ahorro que suponen las carretillas. La compañía calcula que el ahorro es de unos dos a tres litros por hora. Un ventilador de refrigeración reversible opcional alarga la vida útil del motor al rechazar partículas de polvo dañinas que de lo contrario obstruirían los filtros. "Este esfuerzo reducido del motor ahorrará muchos costes de mantenimiento y paradas", afirma el operario de carretilla Michael Dahlberg.