Contacto

Soluciones de ahorro de combustible de grúas y electrificación de RTG

Reduzca sus costes y su impacto medioambiental

El coste de combustible es uno de los factores principales a la hora de determinar su coste total por movimiento. La electrificación de sus grúas puente sobre neumáticos (RTG) diésel actuales puede reducir considerablemente sus costes de combustible.

Reduzca el consumo de combustible de sus RTG hasta en un 95% gracias a la electrificación

La electrificación de las RTG reduce las emisiones y puede recortar el gasto en combustible hasta en un 95 por ciento. La inversión puede recuperarse en menos de dos años.

Podemos suministrarle una solución de electrificación llave en mano para grúas RTG de todas las marcas. Los expertos de Kalmar trabajan con usted para especificar una solución que se adapte a sus necesidades operativas y garantice una óptima rentabilidad.

El trabajo con Kalmar significa que usted puede aprovechar las mejores tecnologías y soluciones del mercado. Actuamos con total imparcialidad y podemos  asesorarle sobre la electrificación de equipos de todas las marcas.

Su proyecto llave en mano incluye el diseño y suministro de conexiones a la red eléctrica, subestaciones, sistema de barras conductoras o integración con tambores de cable, teniendo en cuenta toda la cadena de componentes interrelacionados.

Los dos tipos principales de conversiones a E-RTG son los de tambor de cable y de barra conductora.


Conversión mediante tambor de cable

En los diseños con tambor de cable (400 V–13 kV) se suele instalar un transformador de potencia en la propia grúa para reducir la tensión de la subestación hasta la tensión de alimentación del motor de la E-RTG. El punto de alimentación de potencia puede encontrarse en el extremo o el centro de la pila de contenedores, o bien en una combinación de ambos. A la hora de adaptar las grúas, el generador diésel puede dejarse instalado o retirarse. Si se retira, los cambios de bloque y la conducción hacia las áreas de mantenimiento requieren un generador auxiliar o bien baterías.


Solución con barra conductora

Los diseños con barra colectora (400–1000 V) requieren la instalación de un conjunto de barras conductoras de apoyo en acero a lo largo de todas las áreas de apilado de la terminal. Se utilizan cables de baja tensión para alimentar la potencia de las subestaciones a las barras colectoras. Admite la conexión manual de un cable de potencia a un carro colector que se arrastra a lo largo de la barra colectora durante el funcionamiento de la RTG. Como alternativa, la RTG integra un conjunto automático de colector con brazo. Este diseño elimina la necesidad de intervención humana y permite así cambios de pila más rápidos.

Los diseños con barra colectora (400–1000 V) requieren la instalación de un conjunto de barras conductoras de apoyo en acero a lo largo de todas las áreas de apilado de la terminal. Se utilizan cables de baja tensión para alimentar la potencia de las subestaciones a las barras colectoras. Admite la conexión manual de un cable de potencia a un carro colector que se arrastra a lo largo de la barra colectora durante el funcionamiento de la RTG. Como alternativa, la RTG integra un conjunto automático de colector con brazo. Este diseño elimina la necesidad de intervención humana y permite así cambios de pila más rápidos.