Contacto

Patrick Brisbane, Australia

«Transcurrieron 12 meses sin que ninguno de nuestros 160 empleados sufriera una sola lesión.» Matt Hollamby, Responsable de Brisbane en la División de terminales de Patrick

Producto:

Automatización

La automatización más fácil

La automatización es una ventaja competitiva clave para la terminal de contenedores de Patrick en el puerto australiano de Brisbane.

El reto

La travesía de Patrick hacia la automatización empezó a mediados de la década de 1990, cuando el equipo directivo se enfrentaba al reto de aumentar la seguridad y la eficiencia del manejo de cargas, mientras trataba de contener el aumento de los costes.
Patrick vio en la automatización una oportunidad de agilizar las operaciones e introducir conceptos de línea de procesos en la estibación en terminales.

Otro factor que sirvió de impulso fue la aparición de un tercer  estibador que desafiaba duopolio efectivo de Patrick y DP World en el puerto de Brisbane. El foco de atención de la operación era mejorar la estibación
anticipándose a la mayor competencia y las condiciones operativas más estrictas.

 

La solución

Patrick decidió automatizar una carretilla pórtico Kalmar existente, lo que permitió una transición gradual desde los procesos manuales a los automatizados.

La tecnología de automatización utilizada en las Kalmar AutoStrads fue desarrollada en una colaboración estrecha entre Kalmar y Asciano.
La terminal de Brisbane de Patrick tiene actualmente en funcionamiento 27 Kalmar AutoStrads y prevé implementar 44 AutoStrads y la automatización de sistemas de control en tiempo real en el proyecto de renovación de Port Botany de la compañía en Sídney a principios de 2015.

Los resultados

Las carretillas pórtico totalmente automatizadas pueden estar en funcionamiento todos los días, las 24 horas del día, y reducir considerablemente los costes de mano de obra. Actualmente se necesita un equipo de solo cuatro personas para manejar una grúa buque-tierra, así como el área de explanada y apilado.

La eliminación del error humano es una de las ventajas principales de un sistema automatizado. El resultado es un aumento notable de la seguridad en el lugar de trabajo. La terminal de AutoStrad de Patrick se ha convertido en una de las más seguras del mundo desde la introducción del sistema Kalmar AutoStrad.